Hospital Posadas

ASMA: Pautas para una mejor calidad de vida 02/05/2017


Bajo el lema “Mejor aire, respirar mejor” se conmemora hoy en todo el mundo el “Día Mundial del Asma”  con el objetivo de crear conciencia y mejorar el cuidado de la salud de las personas afectadas.

El Asma es una enfermedad crónica frecuente y potencialmente grave.   Provoca síntomas respiratorios, limita la actividad, presión en el pecho y tos. En ocasiones, requiere asistencia médica urgente.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, hay unos 235 millones de personas que sufren de Asma en todo el mundo

Según  la Dra. Alejandra González, Jefa del Servicio de Neumonología del Hospital Nacional Alejandro Posadas, cuando los síntomas empeoran se producen las “crisis de asma”.   Se tratan de episodios respiratorios de corta duración, aunque puede haber ataques asmáticos diarios que pueden persistir varias semanas. 

Existe un tratamiento preventivo para aquellos pacientes declarados asmáticos donde se indica el uso de corticoides y broncodilatadores, en forma de aerosoles o dispositivos en polvo seco.   También se pueden prevenir ataques evitando desencadenantes de los síntomas, como:

  • Ácaros: son pequeños parásitos que se encuentran en el polvo doméstico. 
  • Humo del tabaco: es muy importante que los asmáticos no estén en lugares donde se fuma. 
  • Animales domésticos: en especial las mascotas muy peludas pueden ser perjudiciales.
  • Moho: es importante que los asmáticos vivan en lugares de bajo nivel de humedad. 
  • Polución del aire externo: emisiones industriales y humo de los caños de escape de los automóviles son perjudiciales. 
  • Infecciones respiratorias: bronquitis, gripe e incluso rinitis pueden ser causantes de ataques de asma. 
  • Aplicarse las vacunas contra la Gripe y la Neumonía

“Afortunadamente el asma puede tratarse de manera efectiva y la mayoría de los pacientes puede lograr un buen control del asma”, concluyó la Dra. González. 

Esto implica que el paciente logre los siguientes beneficios:

  • Evitar síntomas molestos durante el día y la noche. 
  • Necesitar poca o ninguna medicación. 
  • Llevar una vida físicamente activa. 
  • Tener una función pulmonar lo más normal posible  
  • Evitar las crisis o ataques (exacerbaciones)  asmáticos graves. 

 

 Asesoró: Dra. Alejandra González, Jefa del Servicio de Neumonología

  • Compartir

Volver al archivo de Noticias

Videos