Hospital Posadas

Telefónicas
011-4469-9300

Vía web

Acceso al Correo electrónico Institucional

Ingresar

Acceso a WebMail e información institucional

Ingresar

Bruxismo: Cuando apretamos los dientes por estrés. 13/02/2017


Es el hábito de apretar o rechinar los dientes de manera involuntaria y es otra manera en la que el estrés y la ansiedad se pueden manifestar. Otra causa del bruxismo menos frecuente es una disfunción, es decir, un mal funcionamiento en la articulación de la mandíbula derecha, de la izquierda o ambas.

Las consecuencias:
Cuando el bruxismo es nocturno, el rechinar involuntario puede causar un ruido que muchas veces detectan quienes comparten el dormitorio. Para darnos una idea, la mordida ejerce una presión de 10 a 35 kg. por diente, quien tiene bruxismo llega a usar 150 a 300 kg. Como consecuencia, las personas manifiestan dolor de cabeza al levantarse, o bien un dolor muscular en la zona de la mandíbula. En la consulta con el odontólogo, el especialista suele notar las piezas dentales desgastadas, sin las cúspides que caracterizan a los molares, por ejemplo. Este daño ya es irreversible y en algunos casos tan severos que queda expuesta una hipersensibilidad a los alimentos fríos, calientes y dulces. Otros síntomas que pueden presentarse son los siguientes:

-Dolor de oído, cabeza y nuca
-Sangrado de encías
-Retracciones gingivales (encías)
-Fracturas dentales

Tratamientos:
Si bien existen tratamientos contra la ansiedad y el estrés, principalmente psicológicos, vinculados con hábitos de vida saludables como dormir mejor, yoga, dietas equilibradas o practicar ejercicio regularmente, los odontólogos trabajan exclusivamente en los signos del bruxismo. Algunos tratamientos indicados, son los siguientes:

- Placa de relajación, es un protector dental como los que se usan en algunos deportes como rugby o boxeo, pero que el odontólogo hace a medida. No eliminan el bruxismo sino que impiden el contacto entre los dientes, evitando el desgaste de los mismos.

- Consulta odontológica, para reconstruir los dientes desgastados y mejorar la mordida controlando si hay contactos prematuros.

-Fisioterapia, que consisten en ejercicios de estiramiento y masajes de músculos del cuello, hombros y cara, que contribuyen a relajar la musculatura de la masticación aliviando el dolor.

Asesoró: Servicio de Odontología del Hospital Nacional Prof. Alejandro Posadas.

  • Compartir

Volver al archivo de Noticias

Videos